Las pérdidas causadas por los ciberataques llegaron en 2015 a los 350.000 millones de euros

El sector de la ciberseguridad mueve actualmente en nuestro país entre 60.000 y 70.000 millones de euros, unos datos que según las previsiones se incrementarán hasta los 175.000 millones en el año 2020. Pero las pérdidas derivadas de esta problemática son aún mayores. Según las estimaciones, los ciberataques en 2015 le costaron al sector nada menos que 350.000 millones de euros.

En busca de una mejora en la seguridad de los dispositivos informáticos, existen una serie de propuestas que deben ser tenidas en cuenta y que pueden servir como hoja de ruta para implantar un modelo de actuación.

Para reducir las pérdidas que generan los crímenes cibernéticos es sumamente importante establecer una colaboración entre las entidades públicas y la iniciativa privada. En este aspecto, las acciones pueden ir dirigidas a crear nuevas directrices y entidades por parte de los Gobiernos.

Hacer llegar el mensaje de forma efectiva a los usuarios es también un factor fundamental. Se hace necesario educarlos en materia de ciberseguridad a través de campañas de formación y concienciación.

También supondría un avance establecer diferentes soluciones a nivel estrictamente tecnológico. Instaurar un acuerdo global entre empresas sobre un software seguro y de calidad, o generalizar la doble identificación digital serían mejoras de suma importancia.

Para conocer más detalles al respecto y encontrar soluciones, desde Picado Abogados ofrecemos asesoramiento gratuito en esta materia. Ponemos a disposición de los usuarios un equipo especializado en los problemas derivados de los ataques cibernéticos como pueden ser el ‘phishing’ o el ‘ransomware’, teniendo en cuenta que la implementación de este tipo de políticas no suponen un gasto, sino una inversión.