Balance positivo de los encuentros informativos sobre cláusula suelo

Ya hemos puesto el punto y final a los encuentros informativos sobre cláusula suelo que hemos celebrado esta semana. Unas jornadas que nos han llevado a las localidades cacereñas de Moraleja, Coria y Plasencia. En ellas, hemos tomado contacto directo con muchas de las personas perjudicadas por este producto bancario abusivo.

Durante estas charlas, el equipo de Picado Abogados al completo ha ofrecido una amplia información acerca de la cláusula suelo, un tema que en estos momentos está de rabiosa actualidad y que, además, perturba a miles de personas en Extremadura y en todo el país.

En todo momento, los encuentros se desarrollaron de una forma cercana y distendida, y los usuarios tuvieron la oportunidad de exponer sus dudas. Desde Picado Abogados tratamos de aportarles las mejores soluciones, ofreciendo nuestra disposición para estudiar cada caso de forma personalizada.

Estos coloquios también sirvieron para que los miembros de nuestro equipo ilustrasen acerca de los aspectos clave a la hora de actuar. Nuestro director, Juan Luis Picado, resaltó la importancia de no llegar a un acuerdo precipitado con el banco, ya que las entidades ofrecen la nulidad de la cláusula sin pagar a los afectados el dinero perdido. Se trata de algo clave, ya que el coste que un usuario paga de más por la cláusula suelo de su hipoteca puede llegar a los 16.000 euros.

El Tribunal Supremo declaró inválido el suelo de las hipotecas desde el año 2013. No obstante, estamos a la espera de que se pronuncie el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, cuya decisión podría anular los efectos de la cláusula suelo desde el inicio del préstamo hipotecario. De esta forma se abre una nueva vía para muchas personas, ya que si Luxemburgo constata la nulidad del suelo, como es de esperar, las hipotecas que han sido terminadas de pagar también pueden verse beneficiadas de la devolución del dinero.

Desde Picado Abogados, el consejo lanzado a los asistentes fue el de reclamar judicialmente, pues los bancos no suelen recurrir por las pocas posibilidades que tiene de ganar el caso. Además, en nuestro despacho, el beneficio proviene de las costas del juzgado, no teniendo ningún gasto para el cliente.