Ciberbullying, menores en la red

El fenómeno conocido como ciberbullying, acoso cibernético o ciber acoso, ocurre siempre entre menores de edad, que se conocen, habitualmente como compañeros de colegio y, por lo tanto, con bastante información de la víctima. Según los datos estadísticos, principalmente son niñas las víctimas de ciberbullying. El mencionado acoso se produce inicialmente de manera presencial –bullying-, continuando posteriormente en internet –ciberbullying- usando, para ello, medios telemáticos, principalmente, el teléfono móvil, tablets y videojuegos.

Algunas de las formas en las que se suele materializar el ciberbullying son la creación de un perfil falso en redes sociales con los datos, fotografía de la víctima donde se describen confesiones personales, gustos sexuales, complejos físicos, etc..; la publicación en anuncios de citas del teléfono de la víctima; la realización de fotomontajes y su publicación en las redes sociales; la creación de falsos rumores publicándolos vía mensajería instantánea (Whatsapp, telegram, etc.); usurpación y cambio de claves del correo o de las redes sociales para que no puedan acceder sus legítimos propietarios; la creación de páginas webs o blogs para la práctica de ciberbullying y vejar públicamente a la víctima; el envío de amenazas, insultos o llamadas ocultas, preocupando al menor de posibles consecuencias.

El ciberbullying, como tal, no está tipificado en el Código Penal al ser un fenómeno moderno. Si bien y, acudiendo al caso concreto, podrían encajar con esta figura algunos de los siguientes tipos delictivos: delitos contra la intimidad: el descubrimiento y revelación de secretos o la vulneración de la intimidad de las personas; amenazas; coacciones; delitos contra el honor: las injurias y las calumnias, generalmente las que se cometen en redes sociales, foros o por correo electrónico. Igualmente, se podría interponer la correspondiente reclamación de indemnización de daños y perjuicios por la intromisión al derecho del honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen de la víctima.

Picado Abogados, en colaboración con la Universidad de Extremadura, está involucrado en la formación y concienciación en relación al uso responsable de las nuevas tecnologías, evitando de esta manera la comisión de delitos, algunos con consecuencias especialmente graves, como el suicido por parte de los usuarios de telecomunicaciones más jóvenes.

Alejandro-Katibi
Escrito por Alejandro Katibi
Abogado